Ir al médico.

Llevo dos mes con una protusión discal diagnosticada. Puedo asegurar que no es algo agradable, pero tampoco es el fin del mundo. Hace ya meses que el dolor de espalda se estaba agravando: se irradiaba hacia la pierna, se empezaba a hacer crónico, etc. En principio pensé que un relajante muscular lo arreglaría (iban a licenciarse tantos médicos si estas cosas fueran tan fáciles). Luego insistí en hacer abdominales y aunque me molestaba, perseverar con deportes como correr o baloncesto. No sé exactamente que razonamiento usé para convencerme que pasaría de un dolor más intenso a uno menor así.

Cuando vi que mi vida normal no empezaba a ser tan normal decidí ir al médico. Aunque suene a obviedad, me da igual, “tenía que haber ido antes”. Gracias a mi trabajo tengo seguro privado y no tuve que esperar mucho para que me viera el traumatólogo y más tarde el neurocirujano. A partir de la segunda visita, hace dos meses como digo, empecé a concienciarme de mi problema y de cómo debía enfrentarme a él para que no me doliera la protusión. Por el momento no lo he conseguido, pero creo estar en el camino.

El motivo de este blog consiste en contar mi experiencia. No tengo conocimientos médicos algunos, pero quiero explicar mis avances o retrocesos en este camino que debo terminar con éxito.cropped-dolor-de-espalda.gif

Anuncios

2 comentarios en “Ir al médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s