Soluciones sí, pero con calma.

Así que lo dicho, tras ir al médico empiezan mis deberes. Lo primero que hice hace poco más de un mes fue dejar cosas: el baloncesto, salir a correr, cargar peso, caminar o sentarme sin cuidar mi postura.

Y comenzar una nueva etapa deportiva que estoy basando en tres pilares: natación, Pilates y caminar. Los dos primeros son auténticas novedades para mí. Por suerte el tercero no lo es, aunque la forma de realizarlo se puede decir que sí.

Ya me detendré en cada uno de ellos, pero sí me he dado cuenta en tan escaso tiempo que o me lo tomo con paciencia o voy a ir abandonando estas actividades.

No son las únicas actividades que estoy cambiando en mi vida, pero como digo, con calma (nadie dijo que esto fuera a ser fácil).